Dos jóvenes emprendedores

tuitear

En estos tiempos, cuando en nuestro país se está viviendo una profunda crisis y la mitad de nuestros jóvenes están en paro o tienen que emigrar a otros países para trabajar, nos encontramos con dos jóvenes descendientes de Blesa que han tomado la decisión de montar en este nuestro pueblo una empresa de fabricación de cerveza artesana. Ellos son Chesus Gracia Artigas y Kike Utrilla Pérez, quienes nos van a hablar de este proyecto:

- ¿Cómo surge esta idea? ¿Y por qué en Blesa?

En principio nuestro gusto por las cervezas en general, y las artesanas en particular, nos había llevado a interesarnos por los métodos de fabricación, e incluso a fabricarnos pequeñas cantidades a nivel casero. Dada la situación actual y concretamente las nuestras, llevábamos tiempo hablando de venir a vivir al pueblo de nuestras raíces, y viendo el potencial de las microcerveceras decidimos apostar por traernos el proyecto aquí, y de esta manera unir dos cosas que nos gustan para convertirlas en medio de vida.

- Ordio Minero ¿por qué este nombre y que quiere decir?

Ordio es la palabra que se utiliza en esta redolada y en lengua aragonesa para nombrar la materia prima más característica de la cerveza, la cebada. Minero todos sabemos lo que es, y por estar Blesa enclavada en las Cuencas Mineras nos pareció buena idea esa conjunción para la marca.

- ¿No supone un handicap estar instalado en este pueblo con escasas vías de transporte?

Pues en parte si es un handicap, y no solo por el transporte. Siendo positivos, estamos bastante bien situados en cuanto a distancia se refiere de las dos capitales, Zaragoza y Teruel, pero el problema lo tenemos por no estar dentro de las vías principales de comunicación, por lo que cualquier empresa de transportes tiene que venir de propio, con lo que eso supone en costes.

- La fabricación de cerveza artesana está en auge ¿podéis explicarme a que es debido este fenómeno?

Y no solo la cerveza, sino lo artesano en general. Nosotros particularmente pensamos que obedece un poco a la situación que estamos viviendo, y pensamos que además es parte de la solución al problema. ¿Por qué me voy a ir a comprar un producto de no sé muy bien donde, ni como lo hacen, si puedo comprar uno que lo hacen a 50 km de mi casa, y que si quiero me enseñan cómo se hace ¿Y que además ese trabajo se queda en el territorio? Pero claro, para esto hay que estar concienciados, porque lógicamente un pequeño productor nunca va a poder ser tan barato como las grandes multinacionales y las grandes multinacionales nunca van a dar tanta calidad en materias primas y en fabricación como las microcerveceras, y además se diferenciará de éstas en el trato cercano y en la confianza que produce poder ver o incluso participar en el proceso de fabricación.

-¿Cómo se puede competir con los grandes fabricantes industriales de cerveza?

No se puede, y tampoco es nuestra intención. Lo que sí que podemos es diferenciarnos de ellos acercando el proceso de fabricación al cliente final. Digamos que no nos centramos únicamente en fabricar un buen producto, sino que todo el que se acerque al “Ordificio”, que así es como nos referimos a la fabrica, pueda probar los distintos estilos de cervezas que allí vamos a tener, pueda ver como se fabrican, e incluso llegar a fabricarse su propia cerveza. Luego tenemos una serie de ideas de marketing que adaptadas a nuestra estructura creemos que nos pueden venir bien.

-Le he pegado un vistazo a vuestra web e intuyo que vais a comercializar el producto a través de internet. ¿Es así?

Por supuesto. En los tiempos que corren hay que tratar de utilizar todos los canales de venta que estén a nuestro alcance, y no cabe duda de que Internet es el mejor escaparate que existe. Además de este, nuestra presencia en ferias de artesanía, en determinados comercios y bares, y por supuesto la venta directa en el Ordificio.

-Vuestro caso tiene todavía más mérito ya que todos los trabajos de acondicionamiento del local donde vais a ubicar el negocio lo estáis haciendo vosotros. Imagino que supone un gran esfuerzo, contarme ¿cómo va?

Pues no te vamos a engañar, ha sido bastante duro. Adaptar una fabrica agroalimentaria, con las normativas que conllevan, en los bajos de una casa de pueblo es bastante complicado, unido a que nos hemos hecho nosotros prácticamente toda la obra, a excepción de electricidad y climatización, y alguna pequeña gran ayuda de algún amig@ en momentos concretos. También te diré que no solo la obra, cuando decimos que nos estamos haciendo todo es todo. Los papeleos con administraciones, contabilidad, página web, etc.

-Volviendo a vuestra web, me llevo la grata sorpresa de que está escrita totalmente en aragonés, me parece una gran idea, pero ¿no creéis que puede ser contraproducente ya que, por desgracia, la mayoría de aragoneses no lo hablan?

Nosotros pensamos que al menos despertaremos el sentimiento de la gente por su lengua, y al que le produzca rechazo, no nos interesa como cliente. De todos modos la explicación de eso viene al hilo de la pregunta anterior. Yo (Kike) soy albañil de oficio y la obra, mal, bien o regular, la he podido dirigir. Chesus, que es psicólogo, está al frente de llevar el tema de oficina, web, contabilidad, etc., algo nuevo para él, y a pesar de eso está haciendo un gran trabajo. Por eso comenzamos a confeccionar la web, y a la vez empezamos las obras, por eso le quitaba tanto tiempo que dejamos la página en un segundo plano. Ahora que el Ordificio está terminado, tenemos la web en construcción, y nuestra idea es que se pueda ver en aragonés, castellano, inglés, francés, alemán y chino mandarín ya que en estos países nos llevan algo de ventaja en esta cultura cervecera. De todos modos, para todo el que quiera visitarnos, www.ordiominero.com, o en facebook y twitter, en el Ordificio de la calle mayor 51.

-¿Cuándo veremos vuestras primeras cervezas?

De momento hemos comenzado a realizar pruebas, para llegar al producto que queremos ofrecer al público, nuestras primeras bieras naturales las tendremos en el mercado (crucemos los dedos) para esta primavera.

-¿Queréis añadir algo?

Queríamos decir que estamos muy contentos de habernos podido instalar en Blesa. No es fácil ubicar una fábrica en un pueblo en el que no hay zona industrial, no hay locales comerciales, según que servicios son deficientes por ser un pueblo tan pequeño, pero teníamos claro que tenía que ser aquí. Y en cuanto al tema de emprendedores, por muchas ayudas que desde el gobierno digan que existen, si no hubiera sido gracias a nuestras familias, nada de esto podría haberse puesto en marcha. Por eso, por hacernos todo nosotros, y por nuestra propia forma de ser, creemos que esto no se trata únicamente de un negocio, sino que lo entendemos ya como una creación propia desde el mismo origen, y como tal esperemos que se refleje en nuestro producto final, y en todas las actividades que realicemos.
Entalto Blesa y larga vida a Ordio Minero.

Puedes leer esta entrevista también en la revista El Hocino, nº 30 de febrero de 2013

Por Mariano Alamán

  Temas:   | |