Un armario de farmacia decorado, atribuido a Santiago González y Salvador Gisbert

tuitear

Según la conservadora del Museo de la Farmacia Hispana, que ha realizado un completo estudio.

Alejandra Gómez Martín, conservadora del Museo de la Farmacia Hispana, de la Facultad de Farmacia en Madrid, encontró hace tiempo en una de las piezas de su museo, un armario del siglo XIX, unas pistas que podían servir para datar la autoría y fecha de dicho armario de farmacia.

Según su investigación se trata de los artistas turolenses Santiago González (natural de Loscos) y un joven Salvador Gisbert (natural de Blesa) que, a pesar de la juventud de este último, ya comenzaba a firmar sus primeros trabajos allá por 1869 (año aproximado), de mano de su padrino.

El estudio, recientemente publicado en la revista "Estuco" (del Museo Cerralbo), profundiza en los nexos de unión entre la obra del armario decorado y los autores, por estilo, temática, años y la firma que hallaron en una parte de las pinturas del armario. El estudio es de libre acceso, el enlace lo encontrará el lector en la bibliografía de esta noticia.

Museo de la farmacia, en la Universidad Complutense en Madrid. Armario decorado, siglo XIX.
Foto del citado artículo de Alejandra Gómez

Alejandra Gómez se puso en contacto con nosotros y con investigadores del Centro de Estudios del Jiloca (en concreto con Fran Martín), quienes tuvimos la oportunidad de atenderla y ayudarla a confirmar datos y aportar fotografías. A partir de ahí desarrolló el tema de la autoría, el minucioso análisis de cada dibujo y figura que se ve en las áreas pintadas del armario. Y los ha ligado a las obras del joven Gisbert como dibujante y pintor, y también a las vivencias de ambos artistas en los pueblos de su infancia; E incluso hasta el parentesco del abuelo médico de Santiago González sale a colación.

En el estudio de las alegorías y figuras pintadas en el armario se hace profusa mención a la representación de Higea o Higía (diosa griega de la salud y de la higiene), que era representada como una mujer joven bebiendo de una copa o dando de comer a una serpiente que se enroscaba en su cuerpo. Es el símbolo de la farmacia desde al menos el siglo XVIII. A raíz de la mención, Alejandra documenta varios de los farmacéuticos de Blesa. Y el estudio lo completa hasta el punto de intentar hallar los parecidos con aquel elaborado relieve que hasta hace pocos años se lucía en una fachada de la plaza Nueva de Blesa, junto a la casa que fue antigua farmacia de Blesa. La escultura de la fachada, ya en parte rota los últimos años por la inserción de un madero (no había otro sitio donde meterlo al parecer), fue arrasada en la última reforma de la fachada, acabando con uno de los pocos adornos decorativos que pervivían de una Blesa y una época con gusto para embellecer.

Antigua farmacia en Blesa (Teruel), decoración siglo XIX.
En el artículo se referencia esta escultura de la antigua farmacia de Blesa.

Y a raíz del estudio de otro dibujo o pintura del armario se estudian las representaciones previas de Gisbert o en Blesa de hilanderas, vírgenes y personajes carlistas, en todo un análisis del contexto histórico del que surgieron estas pinturas.

Es pues un interesante hallazgo esta pieza mobiliaria y su buena documentación, por esta profesional de la conservación, que lleva su trabajo un paso más allá de lo ligado a la estricta conservación del patrimonio, y con eso amplía lo que sabemos de la obra de González y Gisbert.

Un museo a visitar

El curioso título del trabajo "El armario del rastro o el rastro del armario" es debido a que el Museo adquirió el armario en 1965 en un rastro. El Museo de la farmacia acumula desde hace 100 años objetos de anticuario que tuvieran relevancia para la historia de la ciencia farmacéutica. Conserva "más de nueve mil piezas inventariadas. La colección está compuesta de objetos de vidrio, cerámica, porcelana o metal utilizados a lo largo de la historia para la conservación, elaboración y dispensación de remedios, de objetos publicitarios de finales del siglo XIX y principios del XX, de amuletos y objetos mágicos de origen animal, de drogas naturales y de medicamentos específicos, entre otras piezas reseñables", según cuentan en el mismo estudio.

Una de las boticas históricas
Una de las bonitas boticas del Museo. Foto de la web de la Universidad Complutense

Sin duda, un lugar curioso a visitar el año que se pueda, donde han recreado "una botica árabe medieval ... un laboratorio alquimista renacentista, la copia de la botica barroca del Hospital Tavera de Toledo, realizada en 1929 para la Exposición Iberoamericana de Sevilla, y [tienen] cinco boticas originales de extraordinario valor de los siglos XVIII y XIX".

Bibliografía

GÓMEZ MARTÍN, Alejandra (2020) "El armario del rastro o el rastro del armario" "Estuco" Revista de Estudios y Comunicaciones del Museo Cerralbo. Nº 4-5 (2019-2020). Págs. 81-130. [Por ahora la descarga es de la revista completa, y son 280 MB].

Santiago González y Pascual en Blesa, un lugar en el mundo.

Salvador Gisbert Gimeno en Blesa, un lugar en el mundo.

Todas las investigaciones que se han realizado sobre estos dos artistas, que tanto arte religioso y civil han dejado a lo largo de Aragón, están en deuda con aquel primer estudio amplio y profundo, el que dirigió Concha Lomba en 1997, titulado "Salvador Gisbert" (1851-1912 Recuperar la memoria)". Sentó las bases y dio a conocer a este personaje polifacético de entre siglos, que luego hemos disfrutado en todas sus vertientes.

  Temas:   | | | | |