Conviviendo con la nueva enfermedad covid-19 (3)

tuitear

El SARS no es solo una enfermedad respiratoria. Estadística por la cuenta la vieja en el siglo XXI. España con todos los números de este sorteo.

Se escribe mucho sobre esta epidemia de SARS-CoV-2, a veces paja a veces grano, se emite mucho, a veces interesante y real, a veces pura miel para endulzar la situación. Así que en esta sección seguiremos destacando lo que me parecen puntos de los que se habla menos y serán clave.

El nuevo virus SARS puede dejar secuelas en la población que influirán en los próximos años, como también el virus de

Me contaba una amiga muy estimada que recientemente falleció por covid-19 un amigo, sano, de poco más de 50 años, al parecer su muerte no se debió tanto a una neumonía sino a la afección al corazón de su amigo.

Es así. Aunque tanto el SARS como el MERS llevan en sus siglas su principal punto de ataque (SARS: Síndrome Respiratorio Agudo y Grave; MERS síndrome respiratorio de Oriente Medio) los médicos en China constataron que una de cada cinco personas hospitalizadas por la Covid-19 sufren daños en el corazón, según un estudio de 416 pacientes tratados en Wuhan. No todas ellas tenían enfermedades cardíacas previas. Algunas sufrirán secuelas a largo plazo. En el artículo de "La Vanguardia" que pongo en la bibliografía, sobre las afecciones del coronavirus SARS-CoV-2, describen casos que se ceban más allá del aparato respiratorio, con afecciones a la coagulación de la sangre, ictus, al corazón, a veces al cerebro.

No es la primera vez que nos afecta a largo plazo la lucha individual contra un virus pandémico. Beatriz Echeverri, autora de libro de referencia sobre la pandemia de gripe española de 1918 [Págs. 133-136], nos contaba cómo los nacidos o engrendrados y afectados por aquel virus de la gripe tuvieron una sobremortalidad en los años siguientes.

"Estudios realizados en Francia [publicados en ] han comprobado un aumento de la mortalidad entre los 0 y 15 años en las generaciones nacidas o concebidas durante la pandemia."(*) En España no se pudo hacer un estudio similar, pero sí nos habla de malformaciones congénitas debidas a este... "Aunque carecemos de datos los suficientemente afinados en cuanto a mortalidad por generación para poder evaluar este hecho, es muy probable que en España ocurriera lo mismo. Los niños de la pandemia eran muy vulnerables debido al aumento de las malformaciones congénitas que produjo la gripe y porque fueron uno de los grupos más atacados por complicaciones respiratorias que, con frecuencia, dejan secuelas".

(*) J. Wilmoth, J. Vallín y G. Caselli, «Quand certaines générations ont une mortalité différente de celle que l'on pourrait attendre», Population, núm 2, marzo-abril de 1989, pp. 335-376. Lo puede leer en:

Será un aspecto de la salud pública a vigilar cuando la epidemia provocada por el SARS-CoV-2 deje de ser una catarata y se convierta en un río a la orilla del cual tendremos que vivir hasta que exista una vacuna efectiva.

Fuentes:

A falta del índice de morbilidad, contando víctimas del SARS-CoV-2 por la cuenta la vieja

Hace días comentaba con una de mis familiares de la rama sanitaria que, cuando en el futuro escribiese yo un artículo sobre la pandemia actual y su afección local o comarcal, en vista de la falta de datos absolutos de enfermados y víctimas, de las dudas en los diagnósticos... Como ocurrió en pandemias previas, se iba a tener que cuantificar los efectos sanitarios en el siglo XXI como en el siglo XIX o XX, o sea, comparando la mortalidad durante los meses o años de epidemia, con los meses previos a la misma. Es inexacto, pero aproximado.

Fallecidos en España por grupos de edad, en Hospitales.
Datos de muertes por covid-19 por grupos de edad en España entre los hospitalizados.
Fuente de datos. Ministerio de Sanidad.

E increíblemente tendrá que volver a ser así, aunque me pareciese mentira por lo controlado que parecíamos tener a enfermos y contagiados al comienzo de la epidemia, buscando “pacientes cero”. Hay muy pocos datos sobre la morbilidad (enfermos por habitante) que causa la pandemia de covid-19, como tampoco los hubo de la pandemia gripe de 1918. Porque el número de enfermos que ocasiona una pandemia de gripe (o de cólera, o cualquiera en la que haya casos de portadores asintomáticos, o con periodos de incubación largos) es siempre un interrogante, al cual es difícil aproximarse en periodos de sobrecarga sanitaria y alarma social. Los casos moderados y, especialmente, los casos leves están siempre infraestimados, especialmente si no hay medios para hacer pruebas masivamente.

Es muy difícil calcular la morbilidad, de acuerdo, pero tampoco la mortalidad está calculada con suficiente precisión, hay personas no contadas en la estadística por morir en circunstancias en que no se les harán análisis. En el Reino Unido aún no cuentan entre las víctimas a los que mueren en las residencias.
Además, la epidemia está evolucionando, los datos recogiéndose. En menos de tres semanas han ido recalculando las tasas de mortalidad para los distintos grupos de edad de enfermos ingresados en hospitales de España y se han incrementado.
Comparense las tablas 2 en actualización 58 del covid-19 día 28/3/2020 y actualización 75 del covid-19 día 14/4/2020 PDF del Ministerio de Sanidad.

Grupo de EdadLetalidad calculada a Letalidad calculada a
mayores de 90 años18,2 26,2
personas de 80 a 89 años 14,324,2
personas de 70 a 79 años 5,8014,0
personas de 60 a 69 años 2,104,4

Por eso, ya estaba preparando la tabla de fallecidos por mes, gracias al INE, en los últimos tres años para hacer medias y compararlas con los números de víctimas de este y los próximos meses. Pero se me han adelantado los profesionales. En este buen artículo de CASTRO, Carles, y MOLINS, Albert del en la Vanguardia se valora la sobremortalidad de la epidemia por este mismo método.
https://www.lavanguardia.com/vida/20200409/48393836754/mortalidad-espana-coronavirus-balance-marzo-cifras.html. Dan datos interesantes, e incluso desagregados por comunidad. Vemos que las defunciones estimadas para el periodo (sin epidemia), en Aragón, que han estudiado eran 250 fallecidos, pero ha habido 443 (un 77,6% más). Otras comunidades tienen porcentajes mucho menores (Baleares un 16,7% más de lo habitual), pero otras mucho más (Castilla-La Mancha un 145,4% más de lo estimado en meses como este). Hay muchos más datos, incluídos las estimaciones de fallecimientos en España hasta principios de agosto de 2020.

No somos especiales, no es por ser España o españoles, que nos pasa esto. Todas las pandemias tienen en común el sobrepasarnos, desbordar los sistemas sanitarios, el pillar a la humanidad sin anticuerpos, crear miedo e inseguridad... Cuando la patología provocada por un virus o bacteria no tiene estas características, no pasan a la historia.

No soy de los de quitarles hierro al asunto, que no todos los países consiguen la mayor tasa de mortalidad del mundo por 100.000 habitantes. Pero hay que reconocer que hay países que teníamos muchos factores de esta lotería para estar encabezando la afección por el covid-19. Y no me refiero a los números absolutos sino a las tasas por población. Si algún demógrafo se entretiene en hacer comparativas teniendo en cuenta los suficientes factores, especialmente estos:

  • % de población mayor de 65 años (en España un 19,4; en Italia un 23,3).
  • % de población mayor de 50 años.
  • Media de edad (en España un 43,38; en Italia un 47,38).
  • Intercambio por turistas (probabilidad de llegada virus): los países más turísticos del mundo: EE.UU. Francia, España, Italia.
  • Intercambio por trabajadores viajeros (mercados internacionales): recolectores, directivos, técnicos, científicos...
  • Concentración de población (factor distinto a la densidad); en España la mayoría vive en ciudades, y aún estas son muy distintas a las alemanas.
  • Sociabilidad de la tercera edad, que en España es elevadísima
  • Contacto intergeneracional (cuánto ven los nietos e hijos a sus abuelos y padres).

Sospecho que si alguien hace el estudio poniendo valores a todo ello veremos porqué España va a tener más muertos por 100.000 habitantes que Nigeria y que Alemania, y no tendrá que ver con la calidad de la sanidad, ni con la calidad de la educación, ni con el número de pruebas que hagan en cada país, sino con la acumulación de los factores susodichos. Y por supuesto la pérdida de la autonomía de fabricar ciertos medios de protección. Esto son datos razonados que no excusas, que también metimos bien la pata no anulando las manifestaciones del 8M o en Aragón la FIMA.

Y por otro lado, en la primera de las reflexiones sobre la pandemia de covid-19 puse como ejemplo de buen hacer a Corea del Sur, pero cuando ya entras en detalles, resultó que su actitud, sus análisis no son fruto de una mayor inteligencia e idiosincrasia, sino la experiencia nefasta con una reciente y anterior epidemia (el SARS en el ), que afectó a su economía y de resultas de aquello ahora lucen ante nosotros por la extraordinaria organización, una previsora inversión en medios humanos y materiales y una cantidad de análisis en cadena capaz de atajar a un nuevo SARS en la misma cuna. Seguro que la UE también aprenderá, porque en la actual pandemia le va a costar más la crisis que lo que hubiese costado prevenirla, y eso no volverá a ocurrir.

Final

Terminamos con un par de recomendaciones mucho más útiles, para los que quieran saber más sobre aspectos médicos o sociales de las pandemias:

El virus que causó la mayor mortandad en la historia, el de , no se pudo estudiar en su época, y los científicos han tenido que progresar a lo largo de una verdadera y emocionante odisea, para localizar restos, reconstruir genes, ponerlos en activo y hacer experimentos para conocer como y porqué aquel virus del tipo H1N1 fue tan extraordinariamente mortal. Este es el enlace al artículo más profesional y completo que he leído nunca de fuentes fiables, científicas (no meros periodistas divulgadores). https://espanol.cdc.gov/enes/flu/pandemic-resources/reconstruction-1918-virus.html

Por otro lado, el mes pasado recomendaba un excelente artículo de Yuval Harari (estaba en inglés), pero este mes ofrecemos otro enlace ya en castellano, porque se ha publicado en un medio español, aunque no en abierto, en nuestro idioma (muy recomendable). https://www.lavanguardia.com/internacional/20200405/48285133216/yuval-harari-mundo-despues-coronavirus.html

Por Javier Lozano

  Temas:   | | | | | |