Seis muertos y el suelo sin fregar, en el bar de Blesa

tuitear

¡A que es llamativo el titular? Así de "amarilla" suena la noticia publicada sobre el pleito del anterior concesionario del bar y el Ayuntamiento.

Al fin han sido publicados -ya era raro que no se leyesen antes- detalles sobre el pleito del que se hablaba en Blesa este verano, tras serle quitada la concesión del bar y las piscinas a quien ganó el concurso hace algo más de un año.
Pero como blesino, casi hay que tomarse a mal el cómo se ha titulado la noticia en El Periódico de Aragón, sobre el pleito entre el anterior concesionario del bar y las piscinas de Blesa, contra nuestro Ayuntamiento (personalizado en la figura de nuestra alcaldesa, María Ángeles Cólera).
Entre los hechos friamente contados, apenas graves de que se acusan mutuamente, y el arranque de El Periódico de Aragón con titulares amarillistas, mencionando en la primera frase el partido político al que pertenece, (como si eso tuviese algo que ver) bajo la categoría de "Corrupción en Aragón", media un abismo a mi entender.

A ver... que sorprender con titulares llamativos y que luego el lector halle que la noticia no sea para tanto, no es la primera vez que se lee. Y además, sabe hacerlo cualquier aprendiz de brujo medio tonto como yo. Ahí tienen otro, por si el redactor de la anterior está en otra cosa ya, sobre la investigación del robo de la recaudación del futbolín: "La policia investiga a 1200 sospechosos de Blesa, muchos de ellos menores, que pudieron estar implicados, según el informe de los peritos en dactilografía."

o o o

Bueno, al grano. El Periódico de Aragón del 14 de septiembre de 2016 bajo el epígrafe "CORRUPCIÓN EN ARAGÓN" y titular: "La alcaldesa de Blesa, acusada de prevaricación y coacciones" trata en el fondo sobre la poco aclarada "rescisión del contrato de las piscinas" y el bar y ha dado "lugar a un juicio contencioso".

Así, "...ha sido acusada de prevaricación y coacciones por rescindir el pasado mes de junio el contrato de explotación del bar y de las piscinas municipales, cuya fecha de terminación era el 2018." "según el denunciante, ordenó cambiar las cerraduras del recinto después de acusarlo de una serie de deficiencias en el servicio, como no respetar los horarios e instalar incorrectamente una estufa de leña que podría vulnerar las normas de higiene y salubridad.", según el ex-adjudicario "por asuntos sin importancia y pese a que prestaba un buen servicio a la localidad".

Según nuestra alcaldesa "El responsable del bar cometió numerosas irregularidades y además recibimos quejas de los clientes", y "...que la estufa de leña se había instalado sin proyecto y que el bar estuvo cerrado durante la pasada Navidad". Y que "El incumplimiento de las condiciones del contrato era de forma reiterada: no cumplía los horarios y recibíamos quejas por los precios".

Nuestro Ayuntamiento decidió (algún día, porque de esto no nos enteramos) por mayoría, pero no por unanimidad, "rescindir el contrato y convocar una nueva licitación." ¿Puede hacerlo? ¿Hay que seguir unos plazos o una vía distinta o con un juez de por medio? No nos lo aclaran.

El ex-concesionario, Antonio Aponte, y su abogado indican que "tras no obtener respuesta del ayuntamiento" ha iniciado dos procedimientos, uno por vía administrativa que derivó a la jurisdicción contenciosa y otro por lo penal." y que creen que nuestra alcaldesa "...se toma la justicia por su mano".

Al margen de esto recuerdan que el bar de Blesa fue objeto de un robo, en el periodo en que estuvo cerrado, donde se robó la televisión y (ahora me entero) la recaudación del futbolín.

¿En qué quedará? Ya se verá. Mientras se publique se seguirá escribiendo, y si no...

Esta es la fuente de la noticia con algún detalle y declaración más que las que aquí he juzgado trascribir.

Actualización

Cómo terminó el pleito.

  Temas:   | | | |