La solemnidad de un pequeño pueblo

tuitear

Blesa, a pesar del retraimiento y el envejecimiento de su población, aún adorna y dora la liturgia de la Semana Santa.".

Los actos religiosos de la Semana Santa se siguen unos a otros, rememorando la muerte del judío más famoso de Nazaret. Como tampoco hay que molestar a los lectores, que en muchos casos quieren ver fotografías, digamos sólo que más de 100 personas asistieron a la misa de Viernes Santo. En la procesión posterior por las calles de Blesa se lucieron faroles, pendones, los pasos con el Cristo encamado y María, una decena de mujeres (algunas casi niñas) se vistieron de riguroso luto, y un nutrido grupo de niños se sumaron a la misma y pusieron el sonido desacompasado y ruidoso que la religiosidad exige por estas latitudes, con sus matracas y carraclas. La procesión la cerraban algunas de mayores del lugar, con Pascuala (que ese día cumplió 90 años) y Felisa bien acompañadas para ayudarlas, si era necesario, a remontar algunas de las empinadas cuestas de nuestra localidad, que a ciertas edades es un calvario en un sentido amplio.

El tiempo, en lo climatológico está resultando muy bueno, de lo que benefician las fiestas sacras y profanas (como la V concentración de peñas, de la que esperamos que algún lector quiera compartir alguna crónica o imagen).

Procesion de Viernes Santo
Procesion de Viernes Santo
Procesion de Viernes Santo