El reto: Día de Santiago, año olímpico, sin fiestas…

tuitear

El día ideal para hacer el reto de los cinco cabezos en Blesa.

Tras días de dudas sobre si hacer o no hacer el esfuerzo de ponerme a subir y bajar montañas, cuando lo mío es pedalear sobre dos ruedas que me llevan, me decido, que sí, que hay que colaborar y dar ejemplo y hacer el reto de los cinco cabezos de Blesa.

Cartel del reto de los 5 cabezos 2021

07:42 Arranco la marcha desde la calle Hilarza. Temperatura, más de 10ºC, viento ligero.

Tenemos que dar públicamente las gracias a todos esos jóvenes que pasaron la noche en vela para poder ser testigos de nuestra salida deportista, mozos y mozas que esperaron pacientemente y aún brindaban por nuestra salud (porque lo que es por la suya… :-).

Paseando por los alrededore de Blesa con el reto de los cinco cabezos

No pasaré por los hitos en el mismo orden que el reto publicado por Pedro Luis, nuestro “retador”, en parte por mi poca memoria y en parte porque salgo con una única meta: ¡Terminar! Dado que no entreno a correr, y menos a hacer trail.

07:48 Llegada al primer cabezo en mi ruta particular, en las ruinas de la ermita del Pilar. Ascenso suave para ir calentando las piernas y los tobillos.

Comenzamos a utilizar la aplicación de Aranova , para poder compartir fotografías y tiempos de paso con los otros colegas de Blesa que estos días están realizando el reto.

Paseando por los alrededore de Blesa con el reto de los cinco cabezos

07:56 Estupendas vistas de Blesa con el sol naciente al ras de las montañas.

Paseando por los alrededore de Blesa con el reto de los cinco cabezos

07:59 Junto al pilón de San Jorge. A partir de aquí hago una bajada en sesgo por detrás de la montaña de San Jorge, hacia el camino de atrás y cruzo el río Aguasvivas por segunda vez.

Paseando por los alrededore de Blesa con el reto de los cinco cabezos

08:10 Alcanzado el peirón del Hituelo, protagonista de una interesante leyenda.

08:25 Tras una subida un tanto accidentada a la Solana por detrás, y hallar el mojón preparado por Pedro Arqued… Hago intentos y más intentos para sacar en la fotografía el mojón con el trofeo y la torre de Blesa a la vez…

Paseando por los alrededore de Blesa con el reto de los cinco cabezos

Luego, para bajar la Solana, practicamos una nueva disciplina olímpica, los “mil metros aliagas” que se parece a los “400 metros vallas”, pero más entretenido y con más “estímulos” que la sosa disciplina atlética.

No voy hasta el peirón de San Bartolomé, porque he bajado el monte de la Solana algo en diagonal y subo por la subida del barranco hasta el camino del Balaguero a Valceres. Para subir a la Burilla tampoco lo hago de frente, también lo hago en diagonal y así ahorrar fuerzas, aunque se tarde algo más.

08:50 Llego al pilón de la Burilla.

Paseando por los alrededore de Blesa con el reto de los cinco cabezos

Bajada directa a Blesa, saltando más aliagas (planta agradable donde las haya que podría estar en nuestro escudo en lugar de la rama de olivo), entrando por el barrio del Castillo, y de ahí al frontón.

Me salto el subir al Hocino para ir al Palomar, porque se me olvida que es el Hocino es uno de los pasos del reto… ¡en fin, la edad!

Paseando por los alrededore de Blesa con el reto de los cinco cabezos

09:12 Subo y llego al Palomar desde la carretera. Por poco no me cruzo con otro grupo de colegas que están bajando pero por la vertiente más cercana al río.

09:24 De ahí regreso a casa... ¡al fin!

Paseando por los alrededore de Blesa con el reto de los cinco cabezos

Increible pero mentira: Nuestras disculpas:

- A las arañas a las que hemos fastidiado la tela.

- A la víbora que hemos pisado; que no era para ponerse así y morderme en el resquicio sin proteger por las botas. Menos mal que han podido enviarnos (en solo ocho horas) el contraveneno desde el Centro Nacional de venenos de arácnidos, reptiles y tertulianos de Tel-Aviv (Sí, también esto lo han externalizado en la U.E.). Ya hablaremos otro día, -viborilla- sobre esos dedos gangrenados, alrededor de una cordial comida con ratones y un amigo “astral” que tengo.

Sobre “las vistas” de Blesa a lo largo del reto, ¿qué podemos decir! O como dice mi médico, sobre “la vista”: Después de la caída de cara entre las aliagas, el ojo al que antes insultaban llamándole “ojo vago”, ahora según mi médico es “el ojo bueno” y “que lo cuide como un tesoro”. ;-)

Agradecimientos:

A Pedro Luis Arqued por animarnos siempre a hacer deporte. Salí con la sensación de que fallaría en el intento y he acabado más que satisfecho, aunque sumando muchos minutos al tiempo de referencia de una hora. No descarto repetirla otro día.

A mi esposa, que cuando uno se pone insistente para ver si te dejan subir a cierto monte, te animan a salir y hacer deporte, actitud posiblemente generalizada, gracias a la cual los hombres han conseguido alcanzar las más altas cimas deportivas.

Puede seguir mis siguientes eventos en las redes, en mi canal en “Shower reporter” y “Pavías & gazpacho manduquer”.

Y sobre todo, puedes ver las fotografías y vídeos de todos los participantes en https://localreporter.es/canales/Acelhocino/Ruta5cabezos

  Temas:   | |