Especial sobre los parques eólicos con Cañaseca como protagonista

tuitear

Super reportaje en el Diario de Teruel con 4 páginas y entrevista a nuestra alcaldesa.

Gran publireportaje de cuatro páginas en Diario de Teruel, no solo de Blesa, de Loscos, de Moyuela, de las interioridades de los trabajos y trabajadores que proyectan y levantan los parques eólicos, con numerosos datos interesantes.

Los parques eólicos generan bastante burocracia y alguna documentación útil. Se suma a sus propios proyectos los informes que se hacen por cuenta de la DGA, de afecciones a patrimonio histórico (con la revisión de si hay restos arqueológicos, o yacimientos de fósiles), o el estudio de fauna y flora de cada solar del posible parque, o torres. El mero hecho de que estudien poner un parque genera una cantidad de documentos de interés que de otra forma no se harían.

Lástima que en Blesa no hayan aprovechado ese boom momentáneo de trabajos y trabajadores para darles cobijo y comida, pero Blesa tiene el tamaño que tiene.

Estas torres gigantes que generan energía limpia se ven desde cualquier altura de Blesa. Los aerogeneradores están en el linde con Moyuela a unos seis kilómetros del casco urbano de Blesa, hacia el norte y se ven las partes altas de los aerogeneradores desde casi cualquier alto antes de llegar a Blesa y de los que rodean el pueblo. Pero como bien dice nuestra alcaldesa al final del reportaje, en Blesa no podemos considerar que tengan impacto visual. Por suerte están lejos y no como les hicieron en Fuendetodos, que sufren un protagonismo de los aerogeneradores sobre la silueta y cielo del propio pueblo, impacto permantente que tenían que haber reconsiderado en un pueblo turístico.

Nuestra alcaldesa termina comentando que:

En estos tiempos, que en municipios que se dedican exclusivamente a la agricultura y la ganadería entre dinero por los aerogeneradores es un soplo grande para poder hacer cosas que antes no se podían”, dice la alcaldesa de Blesa, María Ángeles Cólera.

Hasta el punto de que el municipio, con el primer dinero que ha recibido de las licencias de obras de los parques Los Gigantes y Cañaseca –ambos de Endesa, con 40 MW y 11 aerogeneradores en suelo turolense y zaragozano–, ha hecho “lo que más prisa nos corría, que era la renovación de redes de agua” mediante una subvención del Instituto Aragonés del Agua a la que “antes ni siquiera podíamos optar con los recursos ordinarios, porque tienes que pagar un porcentaje del 20 o del 30 por ciento”, apostilla.

Blesa destinará el dinero de los parques a mejorar “servicios e infraestructuras”, no solo para los vecinos sino para los visitantes. “Los fines de semana y en vacaciones se multiplica la población y hay que darles servicios, por lo que hemos renovado la piscina, que tenía 26 años y el vaso estaba mal, y el parque infantil, de 20 años. También tenemos dos personas contratadas para mantenimiento y limpieza. Como tenemos dinero, hay que aprovechar”, manifiesta.

Blesa tiene la ventaja de que se beneficia de los ingresos de las centrales eólicas al tiempo que no sufre sus impactos negativos. “Para ver los molinos casi tienes que ir a propósito, están lejos en una zona muy retirada”, subrayó la regidora.

Y también entrevistan al alcalde de Loscos, que ya tiene unos años de experiencia con ingresos por los parque eólicos, y afronta la expansión de suelo urbano, alquiler de casas, trabajadores que comen en su mesón...

Temas: