La estatua de la Virgen de Fátima traída en peregrinaje

tuitear

Unos heraldos trajeron esta imagen de María a los pueblos y al Sitio de Cortes de Aragón.

Aunque nuestra actual prosperidad nos aleja mucho de aquella mentalidad que lo hizo posible, hace tan solo 100 años aún estaban sucediéndole a alguna gente pobre apariciones de María. Así ocurrió en 1917 en Coya da Ida, Fátima, en Portugal, por lo que ahora se celebra el centenario de la aparición de "la Virgen de Fátima".

Aprovechando la celebración el primer sábado de septiembre (día 2) del día del Sitio, cuando se reúnen vecinos de las 10 localidades que veneran a la Virgen María de la Aliaga, en el santuario de Cortes de Aragón, para honrar a María con gran solemnidad, se ha hecho coincidir con la llegada de la imagen de la "Virgen Misionera de Fátima".

Según el Diario de Teruel (del 7 de septiembre de 2017), en el Día del Sitio, este año acudieron más de un millar de personas para tomar parte en la procesión en la que se sacaron las dos imágenes.

La estatua portátil de María, de Fátima'
Tomadas de FBook. 2 de septiembre

La estatua portátil de María, de Fátima'
Tomadas de FBook. 2 de septiembre

Esa misma noche del día 2 hicieron procesiones en Muniesa con el paso de esta estatuta viajera, que para más esplendor es ligera y traslúcida y lleva una potente luz en su interior.

La estatua portátil de María, de Fátima'
Fotos de Marisa Rubio. Muniesa 2 de septiembre

La estatua portátil de María, de Fátima'
Fotos de Marisa Rubio. Muniesa 2 de septiembre

Al día siguiente llevaron esta representación Mariana a Blesa, Huesa y Loscos.

La estatua portátil de María, de Fátima'
Fotos de Marisa Rubio. Blesa 3 de septiembre

Según la revista Oriche:

"[...] la Cofradía de la Santísima Virgen de la Aliaga decidió conmemorar dichas apariciones con la presencia de una imagen de la Virgen de Fátima".

Esta imagen es la Peregrina que recorre el mundo entero, que fue bendecida por el Papa Juan Pablo II y que ha llegado a presidir una reunión en la ONU e iba a recorrer y visitar también a varias de las parroquias y pueblos que forman la "corona de la Virgen de la Aliaga" Entre ellas, Huesa y Blesa. Después llegaría a Loscos, solicitada por nuestro párroco, mosén Jesús, aprovechando que la imagen de la virgen pasaba tan cerca de nuestro pueblo.

Así, el 3 de septiembre de este 2017, después de haber pasado por Huesa y Blesa, a las 6 de la tarde, el pueblo de Loscos esperaba la visita de la imagen de la Virgen de Fátima, en la replaceta, que, peregrinando por las tierras de España, conmemora el centenario de su aparición.

El acto fue preparado con toda la solemnidad posible y con varios días de antelación. Desde el altar de recepción en la plaza de la Virgen, hasta las canciones que fueron ensayadas por las personas que estaban en el pueblo por esas fechas varias veces los días anteriores.

La llegada de la estatua de la virgen fue en una furgoneta y, entre dos personas, fue depositada sobre la mesa-altar dispuesta para este fin, a continuación el heraldo vestido con el traje propio de su asociación, coronó la imagen de la Virgen con la reproducción de la corona que el papa Juan Pablo II coronó a la Virgen de Fátima conteniendo la bala con la que el turco Alí Agca atentó contra su vida el 13 de mayo de 1981.

La coral Loscorum Vox recibió a la Virgen cantando una cantiga de Alfonso X el Sabio, en portugués antiguo, que se titula Rosa das Rosas. Seguidamente, en multitudinaria procesión, nos dirigimos a la iglesia donde fue honrada con una misa solemne cantada por todo el pueblo con piezas propias del acontecimiento: canciones que se han cantado siempre: "el 13 de mayo", "toma Virgen pura", "venid y vamos todos", "salve, Madre", etc.

Finalizó el acto con unas palabras de agradecimiento por parte del heraldo, reconociendo que había quedado impresionado por el fervoroso recibimiento que Loscos había tributado a la Virgen de Fátima y el beso a la imagen.

Sin duda, una de razones de llamar tanto la atención fue que la imagen venía conducida por 4 heraldos vestidos con unos hábitos o túnica que llegaba hasta la rodilla, que retrotraían a viejos tiempos, con su gran cruz de Santiago en la parte delantera.

La estatua portátil de María, de Fátima'
Tomadas de FBook. 2 de septiembre.

Había un artículo escrito por Mª Cruz Aguilar en Diario de Teruel, que ya no está.

Por último, recordemos que no es la primera vez que esta imagen es sacada en peregrinación llegando a nuestros pueblos, ya que se conservan las extensas crónicas de su previa venida con fotografías de la época y donde vemos a algunos niños que luego sería sacerdotes. Recuerdos de la llegada de la Virgen de Fátima (1948).

[Esta crónica no estuvo disponible en su día y se publicó en enero de 2018]

  Temas:   | |