La asociación Río Aguasvivas limpio se entrevista con un alto cargo de DGA

tuitear

Fernando Laguna Arán es el director general de Calidad y Seguridad Alimentaria en Aragón. Unas preguntas.

El pasado viernes 26 de enero de 2024 representantes de distintas asociaciones en defensa del territorio (Plataforma Loporzano (Huesca), Río Aguas Vivas limpio (Teruel) y ANSAR Aragón) se reunían formalmente con D. Fernando Laguna para hacerle llegar la creciente preocupación ciudadana el deterioro del entorno, especialmente de las aguas superficiales y subterráneas que luego hemos de beber, a causa de la proliferación de explotaciones de porcino intensivo en Aragón y los residuos y gases generados por las mismas.

Para situarnos y presentar a esta persona "Fernando Laguna Arán es licenciado en Veterinaria e ingeniero técnico agrícola por la Universidad de Zaragoza. Cuenta con una amplia experiencia laboral en diversos sectores de la producción porcina, abarcando áreas como genética, laboratorio farmacéutico, control sanitario, matadero, marketing y ventas."
El nuevo director general se desempeñaba previamente como veterinario responsable de la salud en explotaciones de la Asociación de Defensa Sanitaria (ADS) de porcino Hoya de Huesca. Antes de ocupar este cargo, desempeñó funciones similares en la ADS de Santa Orosia de Jaca. Anteriormente, también ocupó diversas posiciones en empresas del sector farmacéutico y ganadería",
según leemos en la web del sector "porciNews" de la cual es colaborador.

En la reciente entrevista que le hicieron en "El Periódico de Aragón" decía él que "Creo que es importante hacer una labor social y más si es para ayudar al sector del que llevo viviendo desde que acabé la carrera." Lleva pocos meses en el cargo y tiene claras ciertas ideas respecto al sector porcino y el gran tamaño que alcanzado en Aragón: "El potencial sigue existiendo pero bajo el control de que las cosas se hagan bien."

Se trató de una entrevista de presentación, en la que retratan a un profesional sincero, con ganas de hacer las cosas bien, pero ajeno aparentemente a los problemas que a las aguas de Aragón y otras comunidades causa el sector en el que trabaja.

Y para hablar con él de estos asuntos y darle a conocer esas consecuencias sobre el agua, estas tres asociaciones se reunieron con el Director General para tratar de estos temas de tu a tu.

La Dirección General que dirige, de Calidad y Seguridad Alimentaria, en realidad se centra en "poner en valor la alimentación, defender a los productores y asegurar la calidad en los lineales mercados", pero ya hemos visto la importancia de concienciar y tomar el pulso a este profesional. Depende directamente de Departamento de Agricultura, Ganadería y Alimentación, dirigida por el consejero Ángel Samper Secorún.

ANSAR / Stop Ganadería Industrial Aguasvivas limpio se reunen con el Director General de Calidad y Seguridad Alimentaria de Aragón
ANSAR / Stop Ganadería Industrial Aguasvivas limpio se reunen con el Director General de Calidad y Seguridad Alimentaria de Aragón

Reproducimos a continuación una nota de prensa.

LA COORDINADORA ARAGONESA STOP GANADERIA INDUSTRIAL SE REUNE CON EL DIRECTOR GENERAL DE CALIDAD Y SEGURIDAD ALIMENTARIA


Representantes de distintas asociaciones en defensa del territorio (Plataforma Loporzano (Huesca), Río Aguas Vivas limpio (Teruel) y ANSAR Aragón) se reunían este viernes 26 de enero de 2024 con D. Fernando Laguna para hacerle llegar la creciente preocupación ciudadana por la proliferación de explotaciones de porcino intensivo en Aragón y el deterioro medioambiental generado por las mismas.

El encuentro respondía a la solicitud formulada por la Coordinadora Aragonesa Stop Ganadería Industrial, que agrupa a más de 60 asociaciones rurales que se oponen al modelo de grandes explotaciones implantado en nuestra Comunidad Autónoma, y transcurrió durante casi dos horas en un ambiente cordial.

Las asociaciones empezaron recordando al Dtor. Gral. que las más de 4000 explotaciones de porcino intensivo producen a día de hoy más de 20 millones de m3 de purines cada año, volumen excesivo que de ninguna manera puede ser absorbido como fertilizante por nuestra base agrícola, y que lamentablemente acaba como residuo altamente contaminante en nuestras tierras y acuíferos.

Fernando Laguna reconoció que la gestión de purines es la máxima preocupación de la DGA pero opinó, en contra de lo manifestado por los representantes vecinales, que si bien hay zonas saturadas de nitratos donde no se podrán instalar o ampliar más granjas intensivas, quedan también zonas donde la instalación de nuevas explotaciones aún es posible y por lo tanto se va a apoyar. El sector va a seguir creciendo en Aragón y lo va a hacer a pesar de que existen cada día más extensas Zonas Vulnerables y Zonas Saturadas. Ante la gravedad de la propuesta, se recordó al Dtor. General que el purín, aplicado en cantidad excesiva o a destiempo, como desgraciadamente ocurre de forma reiterada en Aragón, se convierte en un contaminante muy potente cuyos daños en tierras y aguas costará mucho tiempo y dinero del contribuyente revertir. Asimismo la contaminación difusa está generando una afectación grave de la salud pública, al vulnerar un derecho fundamental como es el acceso a agua de consumo limpia y saludable.

Durante la entrevista se trató el tema de la calidad del aire, contaminado por amoniaco, metano y óxido nitroso proveniente de las explotaciones intensivas, y que se hace irrespirable en amplias zonas de Aragón buena parte del año, afectando directamente a la calidad de vida en los pueblos. Pues bien, la posición de su departamento fue expresada de manera clara: “son molestias que tenemos que asumir”. En este punto no nos parece aceptable la confusión entre “molestias” y aire con contaminantes, por cuanto los estudios constatan de forma clara que las emisiones de las macrogranjas causan afectación a la salud pública ; y son difíciles de “asumir”, más aún cuando destruyen el potencial turístico de nuestras comarcas y contribuyen a la despoblación, puesto que nadie quiere vivir en un lugar donde el aire está contaminado. 

Ante la pretensión del sector porcino, difundida repetidamente en medios, de que las cosas “se están haciendo bien” en un sector “altamente regulado”, se impone la incómoda verdad de que, como recordaron los asistentes, la compleja maraña de normativa superpuesta a nivel autonómico y nacional, lejos de ser garantía de protección, revela estar diseñada para hacer imposibles su cumplimiento y control. Dada la limitación de recursos para llevar a cabo este último de manera eficaz, extremo reconocido por el Dtor. General, se indica que se hace “lo que se puede” pero como gestores se declaran impotentes ante los incumplimientos de ley por parte de ganaderos. La respuesta de las plataformas vecinales fue que si se bajan los brazos en este tema, estamos abocados al “suicidio medioambiental”.

Son muchas las voces autorizadas que desde distintos sectores de la sociedad civil, alertan del desastre ecológico al que nos enfrentamos en Aragón. Académicos, científicos y técnicos llevan tiempo proporcionando datos de los daños causados por la dimensión desproporcionada del sector ganadero industrial en nuestra comunidad autónoma. Toca ahora que políticos y gestores muestren el coraje suficiente para proponer los cambios legislativos necesarios que hagan a las  empresas Integradoras responsables de los residuos que generan, como se exige por medio de los Sistemas Integrados de Gestión a todas las demás industrias en el siglo XXI. En definitiva, se trata de hacer efectiva la máxima de QUIEN CONTAMINA PAGA y no dejar en manos del ganadero la gestión de residuos de un negocio en el que no tiene capacidad alguna de repercutir unos costes medioambientales que actualmente la industria no está asumiendo como debería.

La reunión concluyó con el compromiso del Dtor. General de atender a la petición de una más rápida y transparente información sobre nuevas concesiones y ampliaciones de granjas a todos aquellos afectados, sobre la trazabilidad de los purines producidos y la gestión de los mismos por parte de los Centros de Gestión de Estiércoles, cuya labor habrá que supervisar para garantizar su eficacia en el correcto tratamiento de los residuos ganaderos. Asimismo Fernando Laguna dijo estar comprometido con el seguimiento y control estricto del nitrógeno aplicado en función de las necesidades de los cultivos, para evitar la sobrefertilización que se produce al tener que deshacerse del purín a menos de 10 Km de cada explotación.

Agradecemos desde aquí al Sr. Director General el tiempo dedicado a escucharnos, a pesar de las profundas diferencias constatadas, y le instamos a continuar con  un diálogo sereno y constructivo que incluya a todas las partes afectadas por el sector ganadero industrial en nuestra Comunidad.

En Zaragoza, a 27 de enero de 2024

Leída la entrevista a este Director, y la nota de prensa, para mí comienza una nueva legislatura. Los cambios a veces son para mejor, otras veces no. Me planteo unas preguntas:

  1. ¿Conseguirá Aragón en esta legislatura mejorar la potabilidad de sus aguas y preservarla de cara al futuro?
  2. ¿Conseguirá Aragón en esta legislatura recursos humanos para controlar (o dar la imagen de que vigila) la no sobrefertilización?
  3. ¿Alguna vez se hará cierto esa especie de postulado, varias veces pisoteado, de que el que contamina paga?
  4. ¿Se hará crecer una industria ya enorme y que está causando afecciones a las aguas y el medio, más allá del tamaño que ya tiene en Aragón, cuando en otros países y áreas se restringen y sacan de sus fronteras?
  5. ¿Evolucionará nuestra región, nuestra tierra, hacia un maquiavélico futuro, en que se instalarán macrogranjas en áreas sin ellas, para que cada zona de Aragón disfrute de su cuota de contaminación difusa a mayor gloria de los intereses particulares bien apoyados por las administraciones? ¿O cómo se debe entender su "...hay en zonas en las que se puede seguir y zonas en las que hay que plantearse que ya no se puede más."?

Veremos.

Fuentes/entrevistas recientes