Romería a la Virgen de la Aliaga

tuitear

Tras dos años de pandemia, se recupera esta tradición centenaria.

Tras dos años de pandemia, el boca a boca funcionó muy bien. El pasado 7 de mayo a las ocho de la mañana ya había un nutrido grupo de caminantes en la Plaza Vieja, dispuestos a disfrutar de una jornada de convivencia.

Poco después de dar las ocho emprendimos el camino cruzando el puente del río Aguasvivas, que en esta ocasión hacía honor a su nombre.

Peregrinación al santuario de la Virgen de la Aliaga de Cortes
fotografía de Helena Sanz

La subida por el camino del Val, con los campos de un verde exultante y la buena conversación, se nos pasó enseguida.

Poco a poco llegamos a la balsa del Avellar e hicimos un alto en el camino para comentar lo bonita que estaba y casi sin darnos cuenta ya habíamos llegado a la entrada de Plou y ayudados de las nuevas tecnologías (los móviles), cantamos:

Ya vienen los de Blesa, a la Virgen de la Aliaga.
Con el niño Jesús y la patrona Santa Ana.

Peregrinación al santuario de la Virgen de la Aliaga de Cortes
fotografía de Helena Sanz

Como ya es tradicional y tras saludar a los plurinos que salían al paso, llegamos al lavadero para hacer un alto en el camino y reponer fuerzas. Y desde aquí que quiero aprovechar para agradecer el detalle que tuvieron de abrir el bar para que pudiéramos tomar un refresco.

Con fuerzas ya renovadas y el estómago reconfortado, volvimos a emprender el camino diciendo: ya queda poco.

Peregrinación al santuario de la Virgen de la Aliaga de Cortes
fotografía de Helena Sanz

Al llegar a Cortes nos estaban esperando los blesinos con Santa Ana y la Cruz, junto con los de Josa y Huesa, que portaban sus estandartes.

En cuanto llegó el sacerdote, fuimos en procesión, rezando y cantando hasta la ermita y una vez allí y celebrada la eucaristía Marisa Carballar recitó una poesía y Félix cantó una jota, a continuación nos obsequiaron con el tradicional bizcocho y vino dulce, tras lo cual nos hicimos la foto de grupo para el recuerdo.

Poco a poco la gente se fue marchando a comer al pueblo y solo nos quedamos un reducido grupo, que dimos buena cuenta de una estupenda comida a la brasa.

Ya en Blesa, al final de la tarde se hizo el baile del farolillo y con eso se dio por terminada la jornada, pasando un fantástico día y quedándonos con ganas de repetir el próximo año.

Peregrinación al santuario de la Virgen de la Aliaga de Cortes
fotografía de Helena Sanz

Por Helena Sanz

  Temas:   | |