Otoño de 2018, un trimestre extraordinariamente lluvioso.

tuitear

Nada menos que 126,8 litros por m2 se acumularon en el azud de Huesa en el río Aguasvivas.

Nada menos que 126,8 litros por metro cuadrado se han medido en el azud de Huesa en el río Aguasvivas. Dos días seguidos de octubre acumularon 76,6 litros/m2. Compárese con los 15,6 que llovieron en todo el otoño de 2017.

Durante el verano de 2018 había llovido un total de 65,8 litros y durante la primavera llovieron 184 litros por metro cuadrado. En cambio, durante el invierno de 2017-2018 llovieron solo 57 litros.

La AEMET en Aragón indicó recientemente que “Teruel y Zaragoza cierran 2018 como el año más lluvioso desde 1959” que fue a su vez un año “excepcional”.

El delegado de la Aemet ha apuntado como posible causa de estas precipitaciones "excepcionales" en el sur de Aragón que las lluvias han venido por el Mediterráneo y no por frentes atlánticos, como es habitual. Lo cierto es que algo ha cambiado las corrientes de los mares o masas de aire porque mientras que en nuestra latitud hemos tenido un año para recordar por lo húmedo y deseable, en el centro de Europa han pasado una sequía desacostumbrada, que ha dejado sus habitualmente muy caudalosos ríos en mínimos, dejando ver un recordatorio de años sombríos, las “piedras del hambre” (algunas de las cuales datan del siglo XV), como recordaban en este interesante artículo en eltiempo.es.

Mapa y gráfico con las lluvias de más y de menos por área en 2018, sequías

Pero no nos descuidemos, pues sabemos cual es la tendencia para nuestra tierra y nuestro país en las últimas décadas. Las estadísticas, a pesar de algún dato extemporáneo como el de 2018, marcan las tendencias: un calentamiento que resecará nuestro solar y supondrá cambios en las formas de vida, consumo de energía, quizá migraciones a largo plazo... Unas veces sufrimos olas de calor, otras, medias altas mantenidas, atemperadas por algún periodo de que contradice la tendencia por poco tiempo.

Esta página de Agencia Europea del Medioambiente contiene gráficas históricas y de tendencia que hacen comprender la realidad, que nos pone ante reto de cambiar de hábitos en cuestiones de consumo de energías fósiles, y mal que nos pese en Aragón, por el impacto en las comarcas mineras, a pesar de los beneficios sociales, a sacrificar esas fuentes de energía y trabajo que no protege ni a las generaciones futuras ni a nuestra parte del planeta.

Fuentes.

Este artículo con datos de la AEMet publicado en Diario de Teruel el pasado 17 de diciembre contiene más datos de las tres provincias aragonesas, así como de temperaturas, tendencias y pronósticos.

Datos de lluvias provenientes de la estación de aforos de la CHE

  Temas:   |