¿Pero a dónde va esa carretera? Suspicacias populares y la diputación de Teruel ()

Indice

Ultimo tércio del siglo XIX. Ha sido una centuria difícil y belicosa. Casi todos los lugares claman por mejorar sus comunicaciones con carreteras o ferrocarriles. Mueven sus influencias, escriben a sus diputados provinciales. Muchas son las peticiones y pocas se atienden.

A la altura de 1871 aún faltan 35 años hasta que se materialice el mitificado tren de Utrillas a Zaragoza, que vertebrará el eje de Aragón en torno a los ríos Martín y Aguasvivas hacia Zaragoza.

¿Por qué entonces, cuando se estuvo construyendo una carretera de Muniesa a Blesa en 1868, leemos asombrados sobre una "oposición sorda" a la misma? ¿Por qué a la altura de 1871 aún se tiene que aclarar el porqué de por dónde transcurrió? Afortunadamente, el autor de la crónica conservó en prensa las razones de los blesinos de entonces. Nos remite a una forma de operar y de razones... cuando menos sorprendentes.

El trazado del camino de Blesa a Muniesa (en blanco), frente a la carretera (en azul)
El trazado del camino de Blesa a Muniesa (en blanco),
frente a la carretera vigente (en azul).

Suspicacias sobre la nueva carretera

El Argos (Madrid).

La diputación provincial de Teruel, inspirándose en el bien público, destino algunas cantidades para la construcción de caminos vecinales, y sancionó, entre otros, el de Muniesa á Blesa, encomendando este negocio al diputado que entonces era por el partido de Montalvan, á que esos pueblos pertenecen.

Las obras se hicieron en el invierno de 1868; pero en el país había contra ellas una oposición sorda, tal como podía hacerse en dicha época. Los vecinos de aquellos pueblos se imaginaron, equivocadamente tal vez, que el camino de Muniesa á Blesa carecía de importancia, y que el construir ese y no otro era más por conveniencia del diputado de ello encargado, que por interés del país. Los maliciosos hacían miles de comentarios, y sin culpar en nada, absolutamente en nada, al director facultativo de las obras, mero asesor del mismo diputado, les pareció que el camino se dirigía á otro punto que no era Blesa, por inclinarse demasiado al Oeste; y causó admiración y sorpresa una inclinación que dejaba a Blesa muy á la derecha, y tenia en poco el puente que junto á ese pueblo hay sobre el río Aguas, y que necesariamente habría que cruzar si el camino algún día podía prolongarse. También llamó la atención que se ocupasen propiedades particulares sin previa indemnización en la forma por las leyes establecida, é irritó el que se hiciera trabajar en el rigor del invierno antes de salir el sol y después de puesto.

A pesar del tiempo trascurrido, no cesaban las hablillas contra el tal camino; se ansiaba saber por qué se construyó ese y no otro de más importancia, cuál podía ser la razón de su inclinación al Oeste, y la causa de haberse ocupado terrenos sin previa indemnización á sus dueños.

Tal era la excitación pública que la actual Diputación provincial, á propuesta de dos de sus individuos, acordó pedir informes á los ayuntamientos de Muniesa y Blesa, para hacer luz y concluir de una vez con las murmuraciones.

Los informes llegaron, y poco después una exposición del diputado á quien se habían encomendado los fondos para las obras, pidiendo la revocación del acuerdo, y descargando su ira en el diputado actual,(1) nombrado por aquellos pueblos y que no deseaba más que luz, mucha luz, cual conviene á los intereses provinciales.

La exposición, de forma inusitada, llamó mucho la atención por contestarse en ella á informes no publicados, y porque no resolvía nada, ni demostraba la conveniencia de la dirección dada al camino ó su preferencia á otro más importante, ni la falta de fondos para pagar la expropiación de los terrenos particulares antes de ser ocupados.

Todos, al oír la lectura pública de aquel documento, decían: ¿No hubiera sido más conveniente que se presentara el acuerdo de la diputación que mandó construir el camino? ¿No sería más ventajoso exhibir las órdenes para ocupar, sin previa indemnización, las propiedades particulares? ¿No ganaría más el país con que se examinaran las cuentas del dinero recibido de los fondos provinciales, y del que dieron los pueblos por equivalente de las prestaciones vecinales? Seguramente que sí, y añadían algunos que para no dejar duda alguna debía acompañarse relación de todas las peonías de hombres, carruajes y caballerías, empleados en las obras y pagados por los fondos de la provincia, y otra relación de las peonías de hombres, carros y caballerías dados por las prestaciones personales. Más aun; proponían que, á pesar de haber sido esas cuentas aprobadas cuatro días después del grito de Cádiz, el 22 de Setiembre de 1868,(2) las publicara el interesado, puesto que no se encuentran en la secretaria de la diputación, lo cual es tanto más extraño cuanto que allí hay otras, muy completas, de caminos construidos en el mismo invierno de 1868.

Por nuestra parte, completamente extraños á este asunto, nada diremos acerca de él, limitándonos á pedir que se esclarezcan los hechos, como deseaban los diputados provinciales que lo promovieron. Y sobre todo, hágase justicia y húndase el cielo(3), como dice la sentencia latina.

Llama la atención, pero a tenor de lo que cuenta el anónimo cronista de 1871, la Diputación provincial (o más bien el diputado del distrito de Montalbán) podía embarcarse en un proyecto de construcción sin ofrecer información previa suficiente a las localidades afectadas, hasta el punto de dar lugar a murmuraciones durante años. Por las pistas geográficas que ofrece el redactor, esa carretera que se estaba construyendo en torno a 1868 es la base de la actual carretera de Muniesa a Blesa.

Camino de Blesa a Muniesa por detrás del cerro de San Jorge (una línea vertical marca el camino en el horizonte)
Camino de Blesa a Muniesa por detrás del cerro de San Jorge (una línea vertical marca el camino en el horizonte).

Cuando a tanta gente le extrañaba la dirección que tomó el trazado sería porque los trayectos entre Muniesa y Blesa se hacían más habitualmente otros caminos. Seguramente por alguno de los caminos que aún hoy usamos los ciclistas para unir ambos pueblos, por ser un camino algo más corto y menos encosterado, por los parajes de la Hoya (unos 7,8 Km) o del Navallo (unos 7,5). La carretera describe un arco hacia el oeste de Muniesa y tiene 7,7 Km de recorrido, con lo más alto en el paraje de la Envista.

En cuanto a la referencia al puente de Blesa sobre el Aguasvivas, necesariamente debía ser el puente viejo, porque según testimonio de mi vecino Manuel Lomba (DEP) el puente nuevo sobre el Aguasvivas no sería construido hasta el año de (que recordaba por coincidir con el de su nacimiento).

Otro dato de interés que se ha mencionado, es que los pueblos hubieron de aportar trabajo de sus convecinos, en lugar de una prestación económica ("del [dinero] que dieron los pueblos por equivalente de las prestaciones vecinales"). Eso junto a que los trabajos se realizaran en momentos incómodos del invierno de 1868 ("...irritó el que se hiciera trabajar en el rigor del invierno antes de salir el sol y después de puesto").

Y para colmo "la falta de fondos para pagar la expropiación de los terrenos particulares".

Todo esto que nos cuentan transcurre durante uno de los periodos convulsos del siglo XIX, cuando "La Revolución de 1868, llamada la Gloriosa o Revolución de Septiembre o la Septembrina" que "fue una sublevación militar con elementos civiles que tuvo lugar en España en septiembre de 1868, la cual supuso el destronamiento y exilio de la reina Isabel II y el inicio del período denominado Sexenio Democrático (1868-1874)". Para cuando se escribió esta crónica sobre la construcción de la carretera aún no hacía ni un año que reinaba Amadeo I de España como rey, por vez primera, de una monarquía parlamentaria.

Carretera de Blesa a Muniesa a los pies de las montañas de la Cabrera, mirando hacia el alto de la Envista y Muniesa
Carretera de Blesa a Muniesa a los pies de las montañas de la Cabrera, mirando hacia el alto de la Envista y Muniesa.

Un poco de historia de las carreteras del contorno

Las noticias sobre la construcción de carreteras en nuestro contorno es una sucesión de breves notas repartidas a lo largo de décadas. Esta lista no es exhaustiva, pero ayuda ha hacerse una idea del lento progreso.

1871. A paso de burra.

Algo después de la carretera de conservamos noticias de lo malas que eran las comunicaciones por carretera en 1893, por cuanto tardaban en llegar cartas y periódicos.

1895. Proyecto de carretera para unir dos valles

El 17 de febrero de 195 se publicó en el "Eco de Teruel" la defensa en el Congreso de una proposición de ley para realizar una larga carretera que uniese Muniesa con el valle del Jiloca, defendida por el Sr. Ariño. Cuentan que la proposición fue aprobada, pero a la luz de las carreteras que luego se realizaron, hubo algunos cambios en el primer tramo.

Artículo 1º. Se incluye en el plan general de carreteras del Estado una de tercer orden que, partiendo de Muniesa y pasando por Blesa, Huesa, Rudilla, Fuenfría [Fonfría], Collado [Collados], Valverde y Lechago, termine en Calamocha, enlazando en este punto con la de Calatayud a Teruel.

El diputado a cortes por Albarracín, además piensa conseguir en breve nuevos ramales de carreteras y no cejará hasta ver realizados sus propósitos en todos cuantos asuntos afecten a la provincia que tan activa y dignamente representa.

Así, así Sr. Ariño, es como se gana la confianza de sus paisanos.

Esta carretera se realizará en gran parte, siendo hoy las A-2514 (que parte de Cortes de Aragón, pasando por Plou, en lugar de Muniesa-Blesa-Huesa), la A-2513 a partir de Fonfría, y una lateral (Te-V-1121) que terminó en Valverde.

1899. Muniesa a Cortes, por el balneario.

- Del Diario de Huesca (hemeroteca digital del Diario del AltoAragón) del tomamos este anuncio.

"Subasta: Para el 16 de febrero próximo se anuncia en la Gaceta la subasta del trozo 6º de la carretera de Belchite a Aliaga, cuyo trozo se comprende entre Muniesa y Cortes de Aragón. Con la construcción de esta parte de carretera, que enlaza en Cortes con la de este pueblo a Teruel, pasando por los baños de Segura quedará terminada una nueva vía de fácil comunicación entre Zaragoza y Teruel, y podrá hacerse el viaje con más comodidad desde ambas capitales al importante establecimiento balneario de Segura.

Caminos principales en Aragón en 1816
Caminos principales en 1816, al poco de terminar la Guerra de la Independencia.

1910. Los jornales de la carretera

El día 10 de diciembre de 1910, en el Noticiero de Zaragoza daba la noticia de que los jornaleros de Muniesa se han quedado sin trabajo por el motivo de haber terminado las obras de la carretera, sin especificar cual.

Peones camineros
Peones camineros. Cedida por Antonio Pérez.
Archivo fotográfico A.C.El Hocino

1910. Otro proyecto de carretera para cruzar la sierra

- Del archivo del Senado de España obtenemos noticia de que en 1910 una comisión de senadores estudia el proyecto de carretera entre Blesa y Daroca "Proyecto de ley incluyendo en el plan general de carreteras una que, partiendo de Blesa, termine en Daroca"

"Artículo 1º Se incluye en el plan general de carreteras del Estado una de tercer orden que, partiendo de Blesa termine en Daroca, pasando por Monforte, entre Mezquita y Loscos, Bádenas, Lenzuela [Lanzuela], término de Cucalón, Ferrerula [Ferreruela], Lechón y Nombrevilla".

Fuente: Apéndice 4 al núm. 49, al proyecto de ley (sesión 22 de octubre de 1910).

En el archivo del Senado constan también los integrantes de la Comisión de la carretera de Blesa a Daroca. Sres Santiago Ramón y Cajal, Nicolás Oliva Rodríguez, Conde de Casa-Valencia, San Marcial, Arturo Ballesteros Rubio, Tirso Rodrigáñez y Mateo Sagasta y el Marqués Soidos. [pág. 870]

Este será su eco en la prensa (Diario de Huesca 30 de diciembre de 1910) pero con un baile de nombres tan grande que como noticia es casi inútil.

Que sepamos, esta carretera como tal nunca se realizará, pues a Monforte se llegarán desde otros dos pueblos. El resto de la carretera sí se realizó, pues el resto del trazado susodicho, desde Monforte de Moyuela si llegará a Lechón por las carreteras Te-V-1611, Te-V-1521, A-2510, y de ahí a Daroca por Nombrevilla (por la última y A-1506).

Más ecos de la carretera proyectada en 1895

Del 23 de mayo de 1912 data la noticia remitida desde Huesa pidiendo: "...ver sin demora realizadas las obras de la carretera que ha de pasar por esta villa. Hay que pensar en el día de mañana, y es poco risueño el porvenir de los labradores, sino se emprenden obras para dar trabajo al jornalero."

En el Archivo Biblioteca Hemeroteca Municipal de Zaragoza, rescatamos noticias como “La crónica de Aragón”, 27/03/1914, de Huesa del Común. “El tiempo. Obreros que emigran. Una carretera.” Pero es de una carretera que no es más que un proyecto, una promesa.

"...¿Y la tan cacareada carretera de Cortes a Luco, pasando por este pueblo; cuándo se hace señor Castel? Este señor diputado por el distrito de Montalbán, al que nosotros pertenecemos, debe tener una memoria muy fatal; promete..., promete..., promete, y si no es por falta de memoria no se acuerda de lo ofrecido; "

1924. Entrega de la "carretera" Muniesa a Blesa.

Heraldo de Aragón. 11/6/1924

Han empezado las faenas de la recolección, y la impresión general es que el resultado será regular.

El viñedo presenta un aspecto pintoresco, porque el agua no ha escaseado.

Muy en breve el contratista señor Aguirre, entregará al Estado la nueva carretera de Muniesa a este pueblo.

A. Murillo.

Aquí aparece de nuevo el año 1924, que es cuando me transmitieron que se construyó el puente nuevo sobre el río. Seguramente coincidió con estas obras.4

Gracias a la Hemeroteca de Zaragoza.

1928. Vertebrando el eje este-oeste a la altura de Montalbán

En la provincia de Teruel se aprueba la inclusión en el plan general de las del Estado de la carretera de Cuevas de Almudén a Montalbán, a la estación de origen del ferrocarril de Utrillas a Zaragoza, o el nudo de Muniesa, donde «las comunicaciones por carretera con Zaragoza y Teruel se completaron, por el año 1928, con la construcción de la que va de Plou a Navarrete del Río y Calamocha.
(Fernández Clemente, pág. 340).

1930. El autobús de línea quiere llegar a Blesa, pero ¿puede?

30 Mayo 1930
La Voz de Aragón (Año VI Número 1457)

“El día 28 del actual, y bajo la presidencia del Excmo. señor gobernador civil, celebró sesión la Junta de Transportes por carretera, tomando los acuerdos siguientes:

Autorizar a don Arturo Lázaro, don Emilio Lorente y don Antolín Campos para practicar un servicio más en las líneas de Almonacid a Cariñena, Morés a Codos y Moyuela-Azuara-Zaragoza.

Preguntar al alcalde de Blesa si está en condiciones para servicio público el camino desde Moyuela al límite de la provincia de Teruel.

Carreteras
Carreteras actuales. Tramos entre Daroca, Calamocha, la sierra y la zona de Montalbán y Muniesa que se mencionan en algunas noticias.

Carreteras
Carreteras actuales. Tramos actuales entre Belchite y Montalbán, y entre Alcorisa y Montalbán y otros que han mencionado en las noticias.

La red de carreteras se extenderá por España lentamente, y aún medio siglo después de esta noticia, allá por los años 30 del siglo XX, nos la describirán así: "El único recurso, en una tierra interior, es la carretera, o, sobre todo, el polvoriento camino. […] En la provincia de Zaragoza, a comienzos de los años treinta, todavía hay 86 pueblos, con 43.579 habitantes, aislados por la incomunicación. Aún más, aunque no tenemos datos exactos, habría de decirte de las provincias más montañosas de Huesca y Teruel." (Fernández Clemente, pág. 338).

Noticias más recientes

Tenemos alguna noticia más moderna respecto a la carretera de Blesa a Muniesa.

BOE 7 agosto 1969 . Reposición de firme

Clave y número de expediente TE-TFM-9 11.214/09 Provincia: Teruel. Designación de las obras: carretera TE-124. Camino de Muniesa a Blesa, puntos kilométricos 0 al 7,9, y TE-104, camino de Blesa al límite de la provincia con Zaragoza, puntos kilométricos 7,9 al 17,2. Escarificado, reperfilado y reposición de firme y tratamiento superficial sobre pavimento no bituminoso.
Presupuesto de contrata: 2.911.898 pesetas. Fianza provisional, 2 por 100: 58.238 pesetas. Plazo de ejecución: 30 de septiembre de 1971. Anualidades: 1969, pesetas 300.000; 1970, 900.000 pesetas; 1971, 1.711.898 pesetas.

Desde aquellos parches se han realizado algunas mejoras en seguridad, como en febrero de 2004 cuando se comenzó "a trabajar en el acondicionamiento de la carretera de Blesa, y en concreto en uno de los puntos más peligrosos, como es la curva de 90 grados sin visibilidad que hay frente al arranque de la Vega de Blesa." También se suprimió hacia febrero de 2005 parte del cementerio viejo de Blesa (a la salida del pueblo, no a un lado de la carretera, sino más bien en la mismísima carretera), que provocaba por sí mismo una curva sin visibilidad.

Poco más se ha mejorado en esa carretera que lo imprescindible en cunetas y señalización del trazado. En noviembre de 2008 ya pidió por el ensanche de la carretera. Por eso en 2022 fueron "Presentadas 1.042 firmas para que se cumpla con el mantenimiento de la carretera de Muniesa a Blesa".

A quien se muy joven le puede parecer que todas las carreteras de la zona llevan hechas mucho tiempo, pero no hay que ser muy mayor para recordar como antes había una carretera que terminaba en Plenas (Zaragoza), y otra carretera por la sierra que llegaba a Loscos (Te). Y no había carretera pavimentada entre Plenas y Loscos, carretera que vimos hacer no hace muchas décadas.

Y otras carreteras se han modernizado, para ser mucho más seguras y anchas que antes, a base de invertir muchos millones, y perdiendo de paso algún título. Y es que la primera vez que fui a Obón en bicicleta tuve el honor de recorrer "la carretera con más curvas por kilómetro de España", título que perdió tras la renovación reciente.

A ver cuándo se ensancha y mejora el tramo de Muniesa al confín de la provincia de Zaragoza. Porque eso de estar al final de la provincia de Teruel no ayuda a que se acuerden de mejorar y enlazar con el resto de Aragón.

^

Bibliografía

  • Fernández Clemente, Eloy. “Gente de Orden. Aragón durante la dictadura de Primo de Rivera 1923-1930” Tomo III La economía.

Notas

↑ 1.- ¿Quién era el diputado "actual" en 1868 o antes, y quien lo era cuando se escribió el escrito? Pudiera ser Carlos Castel, pero habrá que hacer comprobaciones, porque también hubo un blesino por esas décadas que fue diputado. El periodo es previo al estudiado pormenorizadamente por Montserrat Serrano en "La provincia de Teruel durante la Restauración: elites, elecciones y comportamiento político (1875-1907)".

↑ 2.- «El grito de Cádiz” de 1968: “El lema revolucionario de “¡abajo lo existente!” (fue el grito de Cádiz) incluía el propósito de emancipar el orden civil respecto al eclesiástico. Era un ideal positivo el que movió a los revolucionarios. Su objetivo era erradicar la influencia eclesiástica en el orden social, incluso en la mismas fiestas populares. Los revolucionarios no tuvieron ningún reparo en imitar o rehacer procedimientos del ceremonial católico en las fiestas civiles introducidas.»

«Como reacción la Iglesia dio el mayor esplendor posible a las festividades religiosas tradicionales para contrarrestar el impulso revolucionario sobre el pueblo. La cuestión religiosa provocó de alguna manera una importante movilización social de la población a favor o en contra de las medidas tomadas. Dentro de la Iglesia algunos clérigos propiciaron intentos de conciliar los ideales del 68 con el mensaje cristiano. Como ejemplo, la actuación del sacerdote José García Mora, que durante el sexenio se distinguió por su fogosidad con que exaltaba los valores cristianos de “La gloriosa”.»

Fuente y toda la información en Moliner Prada, Antonio (2020) “El impulso secularizador en el Sexenio revolucionario (1868-1874). La visión del episcopado”. XXIII Coloquio de Historia Canario-Americana (2018) XXIII-086. y también aquí.

↑ 3.- “Hágase justicia y húndase el cielo”, Fiat iustitia, ruat caelum.

↑ 4.- En el mismo periódico y día se escribía también respecto a Blesa que:

Heraldo de Aragón. 11/6/1924

El veterinario de Blesa, don Gerardo Agustín, ha presentado a la Junta Central de Abastos, una interesate Memoria sobre "Medios prácticos para el fomento de la ganadería española y conseguir el abaratamiento de la carne".

Dicha junta ha elogiado el brillante trabajo de nuestro paisano, acordando por unanimidad,hacer un estudio detenido de sus conclusiones para efectuar los ensayos convenientes y ver de resolver un problema tan complejo como es el abastecimiento de carnes en condiciones económicas.

Lo que no sabemos es en qué localidad se presentó.