Exposición fotográfica, Aragón en cinemascope

tuitear

El alcainés Mariano Candial, experto en fotografía y autor de sus propias cámaras profesionales, luce muchas de sus mejores fotografías panorámicas en Zaragoza.

cartel exposicion Mariano Candial

Decenas de fotografías panorámicas de ciudades, pueblos y rincones de la geografía aragonesa, del norte al sur, de los valles a las montañas, de lo conocido a lo más aislado, ha sido convertido por el fotógrafo alcainés Mariano Candial (1956), en auténticas obras de arte. Lleva más de 30 años dedicado a la fotografía profesional, a un nivel más allá de lo que se imparte en las escuelas. Fruto de su entusiasmo, comenzó hace años a construir su propia mega cámara para captar imágenes panorámicas naturales de gran calidad y tamaño.

La exposición se inicia con una semblanza de su evolución como fotógrafo y constructor de cámaras y objetivos muy especializados (algunos son ojos de pez con su correspondiente deformación, pero otras abarcan, mágicamente, 164 grados casi sin deformación). La semblanza sobre las inquietudes de Mariano y ansias por construir una cámara perfecta, nada más comenzar la exposición, hace que se valoren mucho más las fotografías y leas con mayor interés las notas técnicas de cada imagen.


La exposición está siendo muy visitada.

Y el fruto aragonés de tan larga y especializa labor es la jalea real de las fotografías, el sumun de la perfección de enfoque, exposición, momento, y montaje. Muchas de las fotografías son extra-panorámicas, uniendo varias de forma tan perfecta que no se nota, tanto en los tiempos de la fotografía analógica como en los de la digital (donde también ha construido sus cámaras).


Ha realizado muchas exposiciones, en una de las cuales tuve el privilegio de ver obras de dos especialistas juntos, Cancial junto a Carlos Blázquez, con magníficas fotografías sobre la fundición Averly.

En la última revista La Pica de Alcaine (n.º 8, de 2016) le realizaba Manuel Val una estupenda entrevista, para hacernos a una idea de su vida e inquietudes (en los últimos años trabaja en una cámara y fuente de iluminación para investigar el intra-trazado de las obras de arte). [ENLACE REVISTA]


Si alguien fotografía alguna vez la pared de El Hocino perfectamente, será él.

Muchas localidades están retratadas en esta exposición: atardeceres en Cortes de Aragón, la presa de Almonacid, la fuente de Cella, Daroca, valles pirenaicos como Ordesa, el Moncayo, Alcaine, por supuesto (preciosa la vista desde los Morrones), galachos de Juslibol, parques de Zaragoza, Magallón, un castillo roquero en Luesia, el palacio en Morata de Jalón, el parque de Aguastuertas, Puértolas, Canfranc, Tauste, un salto del río Tastavins, la sierra de Guara, Pineta, San Juan de la Peña, Albarracín, una tormenta en Bujaraloz, el planerón de Belchite, los órganos de Montoro, el parrizal de Beceite, y más,… todo es proclive a convertirse en arte.

Se puede ver en Zaragoza, Centro cívico esquinas del psiquiátrico del 2 al 13 de noviembre (Vía Univérsitas, 30-32. Horario: de lunes a viernes, de 8 a 22 h; sábados y domingos, de 9 a 21 h.).
En el Centro Cívico de Casablanca, del 15 al 30 de noviembre.


Una imagen perfecta, que se aprecian mejor en la exposición gracias a su gran formato.

El autor de las fotografías también impartirá TALLERES DE FOTOGRAFÍA sobre “creatividad panorámica”, en el Centro Cívico Casablanca, 5 y 12 de noviembre de 16 a 20 h.

Temas: