Minuto de silencio

tuitear

A las 12 del mediodía del viernes por respeto y en memoria de los asesinados en Barcelona y Cambrils.

Minuto de silencio por los atentados de Barcelona y Cambrils

Comparten con todos una instantánea para ilustrar el minuto de silencio guardado por muchos blesinos a las 12 del mediodía el pasado día 18. Este acto conjunto y repetido en muchos lugares nos identifica con las víctimas recientes (algo más de una decena por el momento), fruto de unos actos que jamás debieron ocurrir, ni en Madrid [2004], ni en Londres [2005], ni en París [2015], ni en Niza [2016], ni en Berlín [2016], ni en Cambrils [2017], ni en Bagdad [2017], ni en Palestina/Israel [2017], ni en Egipto [2017]...

Opinión

Quizá no debieron ocurrir ni en Nueva York o Washington (2001), si bien cualquier persona informada sabe que los polvos de la codicia norteamericana traen a todos estos lodos, y que miles de inocentes pagarán por el mundo sus jugadas geoestrategicas,como fue armar y financiar hace décadas a iluminados religiosos en Asia para luchar contra occidentales de otro sesgo [Afganistan años 80], y luego pretender que no hicieran lo mismo cuando invadían los EE.UU. y sus aliados otros países musulmanes [Irak 1990, 2003] o se apoya a Israel haga lo que haga. Todo fue orquestado, no para difundir gobiernos justos, sino para que la superpotencia pueda menoscabar las influencias de terceros y mantener y ampliar el control de países y recursos con los que no quieren mantener un status quo, ni un mercado justo arbitrado por el comercio, sino por su hipócrita neocolonialismo no asumido ni reconocido. RIP por la paz que se podría haber disfrutado y a esperar siguientes víctimas, porque ¿qué espíritu superior y limpio podrá detener una guerra de guerrillas en las que unos tienen misiles y otros tienen adolescentes a los que les da alas Alá? El resto del mundo estamos en medio, paliando síntomas y sin poder curar el origen de la enfermedad.

Un poco de historia

Pero parece que esas son guerras pasadas para los EE.UU. de las que ya obtuvieron los beneficios sus halcones e industriales; y las consecuencias locales trágicas que a nosotros nos impactan, a ellos no les duelen, y a algunos se nos puede olvidar que "antes" no había terrorismo religioso kamikace con cuchillo de cocina. Y en mi opinión, quizá porque desde el siglo XIX hacen negocio con las guerras, (que con un montaje falso se implicaron en 1898 y robaron a España, Cuba, Puerto Rico, Filipinas y Guam) ya hace unos años que aquel gigante tecnológico y con aviones y misiles para dar y vender, va sopesando en su particular "balanza comercial" si venden más fomentado la paz y los acuerdos, o si acrecienta su primacía fomentando amenazas y guerras.

El "imperio del mal", la URSS, ya se desmontó (1991) y lo que queda hoy son países que se conforman conque no se entrometan demasiado en su esfera y países limítrofes. A la gigantesca China comunista se la integró en el mundo capitalista, comprando sus ideales y manteniendo su régimen y altas jerarquías al convertirla en la fábrica del mundo y dándole a comprar deuda e intereses en muchos países occidentales... (y que tienen su lógica esfera de países limítrofes en los que influye y mares en los que busca recursos). ¿Qué país comunista y significativo queda que no tenga ya apertura al libre mercado, acepte la entrada de inversiones procedentes de empresas extranjeras y que no reconozca la propiedad privada? Dos pequeñeces: un poco Cuba y sobre todo Corea del Norte.

Por tanto, ¿Qué enemigo le queda a la superpotencia? ¿Ya podrán dedicarse a mediar con su poderosa influencia política, económica y militar, en distender las tensiones regionales?

Malos presagios

¿O acaso cada veinte años vamos a tener que aguantar su propaganda de un nuevo malo malísimo, que tiene el tercer ejército del mundo, armas de destrucción masiva y con mentiras oficiales bien urdidas e inteligencia falsa, estar ante un nuevo Hitler?
Vimos transitar esa senda con Irak, país con dictador desde mucho antes (1979), que mientras invadió a su vecino Irán durante ocho años (1980-1988) en una guerra salvaje (incluso con gases prohibidos), era un aliado al que ayudaban, mientras que cuando invadió Kuwait (1990) se convirtió en una víctima propiciatoria de su partida de ajedrez mundial. Ahora parece que será Corea del Norte la excusa en un nuevo escenario, para la que urden una estratagema similar, como la usada con España colonial o con Irak, (con su mala prensa antes del conflicto para ir mentalizando a sus contribuyentes). Aunque esa Corea no invade nada (desde 1950 que intentó invidir la del Sur, y se quedó todo como estaba tras la guerra de Corea 1950-1953), histórica y lógicamentemente -dado donde está- (se conforma con que les dejen mantener su dictadura endiosada y tratar a su pueblo como esclavos con hambre aislados de la prosperidad en su sistema pos-comunista), es un auténtico problema sí: ¡Está desarrollando armas nucleares para que no la invadamos! ¿Alguien puede creer que esa Corea, por muy al margen del mundo que se quiera mantener, sin sentirse presionada, se embarque en un ataque a Japón, una agresión a EE.UU. o una conquista a su vecina-hermana del Sur, lo que conllevaría probablemente ver desaparecer a Corea del Norte en semanas o meses con la anuencia de sus actuales sostenes, si osara hacer cualquier estupidez así?

Espero que no. Ahí no hay petróleo que haga rentable la operación, pero hay muchas armas para vender (aparte de poner en un brete a China, sostén de esa Corea que seguramente preferirá no estropear sus relaciones económicas mundiales), y por eso huele a campaña propagandística de la mano de otro presidente débil mental manejado por algún otro halcón (distinto pero con el mismo collar que los de los Bush), como los que llevaron al Congreso norteamericano a autorizar otra guerra preventiva. Eso sí, nunca EE.UU. solos o por particular interés, que para repartir responsabilidades y víctimas posteriores por el mundo (como las que se sufrieron en Madrid [2004] o Barcelona [2017]), siempre serán acompañados de la típica ayuda de esos aliados de gran postín, a los que se tienta con la codicia de algún beneficio y se les tira del collar para reforzar la intuición de que no conviene dejar de ser amigo del matón del patio.

Casi hay que disculparse por ser algo visceral escribiendo, pero es que las actuaciones descerebradas de ese grupo de jóvenes musulmanes matando inocentes sin razón, no tienen justificación pero tienen su origen en no tan viejos pecados llevados a cabo desde gobiernos de países que se creen muy buenos, pero cuyos actos en la historia solo dejan de oler mal cuando se tapan o callan por la propaganda o el olvido interesado.