Ataques a la iglesia de Blesa

tuitear

En el interior por las palomas, pero en exterior una cornisa de la torre por ¿estulticia?

Ataque animal a la iglesia de Blesa

Parece ser que desde las últimas semanas del verano había alguna ventana rota en la iglesia, y como no se reparó a tiempo por ella entraron palomas al interior. Según me contaron, mancharon lo indecible, altares y mobiliario.

Tal circunstancia estaba vigente cuando tuvo lugar el entierro de Delfina Gómez Artal, el pasado 12 o 13 de octubre, que a causa de esta suciedad se hubo de celebrar en el altar de santa Ana. Hasta el pasado martes estuvieron limpiando el palomino.

El nuevo sacerdote de Blesa, (que se ordenó o celebró su primera misa recientemente en Teruel), tuvo que ponerse manos a la obra, ordenando el arreglo de la ventana antes de limpiar.

Precisamente, este nuevo sacerdote, el domingo 29 de octubre celebró misa en Blesa ante un nutrido grupo de blesinos, gracias a la presencia de tantas personas este fin de semana. Además, estuvieron presentes algunas mujeres de su familia, que habían venido a España a presenciar su primera misa y su destino en Blesa, antes de regresar.

Pero las consecuencias de la entrada de palomas tenía remedio, en cambio, difícilmente lo tendrá la siguiente acción.

Ataque a la torre de Blesa

¿Pintadas? ¿Anarquistas? ¿Ateos beligerantes? ¿Arquitectos racionalistas? ¿Albañiles? ¿Palomas vengadoras?

Adorno de torre barroca, cornisa de ladrillos macizos en Blesa (Teruel)
Así era la cornisa que falta, como la de este lado.

Este otoño de 2017, se han realizado obras en la base de la torre de la iglesia parroquial de Blesa, uno de los emblemas de este pueblo aragonés, por su enorme tamaño y factura barroca.

Llamaba la atención que en la fachada que da hacia la plaza Vieja de la localidad, se ha eliminado una cornisa decorada con los tradicionales ladrillos macizos en forma de moldura. Increíble agresión a una torre que, en lo estético no será tan hermosa como las torres mudéjares, pero que conservaba su estilo tal como se diseñó en el siglo XVIII. Esto no debería de volver a ocurrir.

Adorno de torre barroca, cornisa de ladrillos macizos en Blesa (Teruel)
Aquí vemos como la piqueta ha terminado con la cornisa de ladrillo y han rellenado el hueco.

La iglesia parroquial de Blesa, necesitada de varias obras, ha sido intervenida en el pasado y lo será en el futuro. Hay intervenciones realizadas con equipos de expertos en conservación de patrimonio (como la escuela Santa María de Albarracín -aunque con ellos a cargo de las obras, desapareciera la artística verja-), en otras ocasiones a cargo que albañiles de la zona...
Pero si cada vez que en el futuro se vaya a sanear algo de esta obra histórica se van a eliminar los adornos que nos han legado los albañiles y maestros de obras del pasado, el asco estético está asegurado y la denuncia de ser los autores del Ecce Homo arquitectónico.
La cornisa más baja de la torre, a la altura del primer tramo, no solo tiene una función estética, ahora eliminada, también supone una protección como todo alero, que aleja las aguas del paño que tienen bajo ellos.
¿Con qué derecho se ha eliminado este elemento?

Y más teniendo en cuenta que hay obras más urgentes, a mi modesto entender que quitar aquella fea escalera, o eliminar un adorno de la torre... ¿O es que estos agujeros del chapitel no se pueden abordar?

Chapitel de la torre de Blesa (Teruel)
Chapitel de la torre de Blesa (Teruel).

Por otro lado, también se ha eliminado la correa de una basta escalera que posibilitaba acceder al campanario, y sin valor estético, con la salvedad de que bajo la correa alguien incrustó en su día las pocas tejas en forma de cola de castor, coloreadas originales del chapitel de la iglesia, (de las cuales solo nos quedan las pocas que siguen adosadas a la coronación del chapitel).

Temas: